viernes, 27 de abril de 2012

Poemas Prestados #14

Muchas gracias a todos los que nos han enviado sus poemas con las palabras prestadas por Ángel Guinda. Te animamos a que sigas participando en la decimocuarta edición que empieza hoy viernes 27 de abril del año 2012.

Premio al mejor poema seleccionado por la editorial Cuadernos del Vigía. Enhorabuena a Gabriel Merino quién recibirá un libro de la editorial.


A continuación publicamos los poemas escritos a partir de las palabras prestadas: escalofrío, eco, relámpago, tromba y misterio.



❈ ❈ ❈



El espectador

Un eco solitario y venéreo
Se desliza en la pupila del espectador.

Sobrecoge así el misterio
En la breve vida del relámpago,
Sabiendo de la tromba de mimosas
Desprendidas tras las nubes
Y la humedad heterogénea de un escalofrío.

No una ventana cualquiera.

Sobre mí el deshielo de las criaturas.

El desierto futuro de la carne.
El estruendo.



Lidia Fernández
Madrid, España


❈ ❈ ❈



"... Porque ya no es una carne
ni una boca lo que beso,
que se escapa, que me huye.
No.
Te estoy besando más lejos..."

(Pedro Salinas)


(cuando nada era)

si tuviera todas las respuestas,
entendería este interrogante abierto
que me acompaña con el misterio
de lo que no me vino dado,
el roce fugaz de tu pecho,
tan parecido al mío, el calor de algún abrazo,
y todos los relámpagos que se dibujan
en la piel,
cuando siento tu lengua naciéndome en el pelo como el eco de la mía.

no me molesto en buscar el escalofrío
que alguna noche imaginó mi boca,
igual que no intento entender
por qué me vuelvo agua, a veces,
es la intencion de aprender la caricia
de tu corazón de manzana,
la que pretende perder en ti,
cada uno de los dedos,
al compás del reloj de tu sexo,
mientras te regalas entera,
como la lluvia,
llegando en tromba hasta mi nada.



Eva R. Picazo
Madrid, España

evarpicazo.wordpress.com


❈ ❈ ❈



Un escalofrío recorrió todo mi cuerpo,
el eco de tus palabras aún repicaba en mis oídos
cuando un relámpago partió en dos
mi corazón de hielo.
Corazón abierto y todavía palpitante,
que descargó con furia
una tromba de recuerdos.
Por qué mi alma me abandona cada noche
para cobijarse entre tus brazos?
Eso sigue siendo un misterio...



Neus Bagur
Palma de Mallorca, España


❈ ❈ ❈



Casa Usher

Silencio.
Avanza en silencio.
Sortea sin tocarlos, pero resuelto
los perros de Tíndalos, el cuervo y el gato negro.

Cuando llegues a la puerta, golpea la aldaba.
Escucha el eco.
Una vez adviertas que no se oye nada, accede:
no enciendas la luz. Será suficiente
con la del relámpago mientras caminas
por la estancia. Ni abras el diario de Tom Riddle
ni bebas del barril de amontillado
ni escuches el órgano de Maese Pérez.
Verás la puerta del sótano:
es la preternatural,
no tiene misterio.

Y entra reverente, no como una tromba.
Como si accedieras a un aula de Miskatonic,
a la capilla en el monte de las ánimas,
a aquel santuario de la calle Baker
donde se desveló quién soltaba
al sabueso de los Baskerville.
Siente ahora el escalofrío
del pozo y el péndulo.

Aún no ha llegado.
Así que
sigue temblando, sigue temiendo.



Gabriel Merino
Madrid, España


❈ ❈ ❈



MÍRAME

Mírame.
Bajo tu falda hay un misterio para mí.
¿Bajo mi falda hay una certeza para ti?.
Mírame.
En este vagón vacío un muro de silencio ruge entre las dos.

Te miro.
Cruzo las piernas; cruzas las piernas.
Mírame, sonrío un poco, mírame.

Te sientas muy recta,
Aprietas el cuerpo contra el asiento, te miro.
Tu pie se balancea.
Un relámpago de sonrisa sube a tus ojos, baja a tu boca.
Respiras y tus pechos se levantan,
Te miro y tus pezones emergen en tromba.
Tu falda se mueve con tu pierna,
La mía tiembla con un escalofrío.
Mi estación.

Ante la puerta mi mano tan cerca de tu cara, sobre la barra.
Tu mano cubre la mía, apretando.
Diez segundos más de lo debido.
No me miras.

Sonrío en el andén.
Con ese eco me basta.



Pon
Madrid, España

nadamasquepon.blogspot.com


❈ ❈ ❈



El refugio

Invadimos la gruta
para protegernos de la
tromba de agua.
El misterio que la envuelve
provoca escalofrío.
Un relámpago ilumina fugazmente
nuestros rostros.
A continuación el eco
devuelve el sonido del trueno.



Carmen Lafuente
Madrid, España


❈ ❈ ❈



Tu eco

Escalofríos siento
al oír tu eco
mientras retumban
relámpagos que me
dan angustia
pero un misterioso
silencio me deja
escuchar la trompa
que me levanta al
cielo para ver que
tú estas
que me abraza
con tus alas que
me dan confianza.



Martha del Pilar
Colombia

rodriguezmartha.blogspot.com


❈ ❈ ❈



Una tarde de 1976

Aire seco, sin tromba.
Un relámpago silente y redondo
como la luna llena.
–El más peligroso –comentó mi padre.

No fue el escalofrío de un eclipse,
ellos pasan más a menudo,
sino una memoria vieja
que duerme en el olvido.

Misterio sin eco.



Gastón de Maeztu
Ávila, España


❈ ❈ ❈



Un relámpago resquebraja el cielo
escalofrío y trueno
retumba el suelo
galopan ecos de risas locas
por los pasillos del cautiverio
las batas blancas entran en tromba
¡tiembla el misterio!



Xisca Minart
Palma de Mallorca


❈ ❈ ❈



Pasos

El misterio de su vida
Enterró la penumbra de la tarde
Como un tejido humedecido en fantasía
Una tromba de pájaros celestes
Como un escalofrío cayóse sobre el labio
Un eco que gritaba el silencio
Como un relámpago de arcilla fuera de su tiempo



Susana Lang
Provincia de Buenos Aires, Argentina


❈ ❈ ❈



Aquella tromba inesperada
se hizo eco de tus miedos.
Escalofríos compartidos
recorrieron tu cuerpo,
tus manos,
tu piel,
tu mirada.
Huidizo y gélido,
permanecías oculto
encerrado en el misterio.
Atmósfera detenida
sin luz,
sin aire,
sin fuerza.
El fuego repentino
de un relámpago,
terminó rebosando tus miedos.



Maribel Moratilla
Zaragoza, España


❈ ❈ ❈



Despedida.

Aún resuena en mis oídos,
como un eco,

tu adiós si adornos,
sin tristezas.
Aún recuerdo el escalofrío
que invadió mi espacio
sin remisión
y los pensamientos,
que en tromba
se agolparon y pugnaron
por desvelar el misterio

de tu ausencia anunciada.
Fué la lucidez,
como un relámpago,
la que hizo posible
mirarte a los ojos
y decirte adiós.



Marta Luz Arango Dávila
Arganza, León, España


❈ ❈ ❈

No hay comentarios:

Publicar un comentario