domingo, 24 de septiembre de 2017

Poemas para el Día de la Poesía, Nueva Zelanda

Publicamos una edición especial en inglés de Palabras Prestadas para los ciudadanos de Nueva Zelanda para celebrar el Día de la Poesía el 25 de agosto, 2017. Las palabras originales en inglés tienen distintos significativos y matices, así que no salen iguales a las palabras en español. La palabra kaitiakitanga es una palabras en maorí que significa: cuidar, guardar, proteger para futuras generaciones.

POETRYDAY.CO.NZ
Aquí compartimos los dos poemas ganadores traducidos al castellano por Charles Olsen y Miguel Ángel Arcas. 

Enhorabuena a Elizabeth Brooke-Carr por su poema Todo esto y en la categoría joven enhorabuena a Hannah Earl (12 años) por su poema Una visita mágica.

Pueden leer todos los poemas en sus versiones originales en inglés aquí.


❆ ❆ ❆



Todo esto

Playa invernal, desolada. Azotada por el viento, exaltada, aire
salado que nos salpica la cara. Arena suave como una nube de azúcar
que arranca nuestros dedos. Una gaviota baja, quejumbrosa, tensa,
nos grita –¡esto es mío!. Levantamos nuestras cabezas
riendo, y nos burlamos –¡es nuestro!. Pero sabemos que todo esto
es únicamente nuestro para cuidarlo, es nuestro kaitiakitanga,
mientras paseamos dejando huellas en la salvaje tarde del sur.

Lo ves primero. Forma rechoncha, estática en la orilla.
¿Algas pardas? ¿Madera gastada? ¿Una chaqueta perdida hace años,
devuelta por la marea, hombros encorvados, un forro encogido,
unas costuras reventadas por un descuido del mar? Nuestros pasos
se acercan al bulto. Con los cuellos alzados nos acurrucamos
en la curiosidad. Un cachorro de tiburón, astillas de galleta sus ojos
oscuros, vidriosos, con una niebla antigua,
brotes de orejas. Arrodillado susurro su belleza.

Parábola perfecta, negro terciopelo que destiñe en gris ceniza,
la curva blanca del vientre con un rubor de rosa que chilla.
¿Te trajeron las olas hasta aquí para que acabes tu lucha,
para extenderte sobre esta fría losa de arena, para nuestra admiración,
como si el asombro fuera un santo óleo con que pudiéramos untarte?
Lejos, al borde de mi mente de espuma, nadas nuevamente,
intrépido, entre una bandada de aletas dorsales en vuelo libre.




Elizabeth Brooke-Carr
Dunedin, Nueva Zelanda

Elizabeth Brooke-Carr en Otago Writers Network


❆ ❆ ❆



Una visita mágica

El camino por delante es oscuro y misterioso,
Los árboles se levantan con decoro a la entrada como
kaitiakitanga, nobles custodios del bosque.
Su armadura de ásperas virutas de galleta da miedo.

Me entusiasmo al imaginar lo desconocido,
¿Qué hay por delante? ¿Qué voy a encontrar?
Osado doy un intrépido paso adentro,
Silencio… silencio… silencio.

A la vez que abrazo lo que me rodea dejo atrás mi mundo,
y me adentro en otro planeta distinto,
envuelto por un aire de emoción,
el único vivo entre sombras burlonas y la brisa que susurra.

De repente entro en un claro encantado,
el viento charlatán es extrañamente estático y silencioso,
el canto de las aves se filtra entre el paisaje soleado
y me hallo en un paraíso etéreo.

Ya debería terminar mi viaje,
las voces de mis padres me llaman de vuelta a la realidad,
susurro mi adiós a este escenario de cuento de hadas,
mientras salgo del bosque una vez más.



Hannah Earl, 12 años
Ashburton, New Zealand


❆ ❆ ❆



viernes, 30 de junio de 2017

Poemas prestados #120

Muchas gracias a todos los que nos han enviado sus poemas con las palabras prestadas por Tomás Campo.

Premio al mejor poema seleccionado por la editorial Cuadernos del Vigía. Enhorabuena a Pedro González González quién recibirá el libro Una mosca en la sopa de Charles Simic de la editorial Vaso Roto




A continuación publicamos los poemas escritos a partir de las palabras prestadas:
loco, lavar, culo, lorito y Lorena.


❆ ❆ ❆



'Los nacionalismos son tonterías en territorios muy estrechos; rebota, rebota y en tu culo explota'
Bonifacio Varea González, detective privado en Avilés y alrededores.


SOBRE LO MIO

—Al contrario, enemigo, hay que macerarle las ideas, hacer que se mese las
barbas de preocupación, obligarle a olvidar la lírica del centralismo.—
El lorito vecinal, patriota de sí mismo, repetía la arenga hasta mis oídos
predispuestos a reivindicar el asfalto de mi barrio.
A hacer acopio de lo propio, lo significativo.
Aupándome al patio de luces de mi comunidad me aventuré a dignificar la ropa
tendida, había que retornar a colores vivos, convenientes.
(El blanco es rendición)
Recorrí los comercios para acuñar un embutido propio y los centros de salud para
uniformar los culos desde el punto de vista antropomórfico.
De las fuerzas de orden publico nada de reclutamiento, con un sheriff autónomo
bastaría. Lavar su uniforme y acento autóctono serían condiciones indispensables.
Se le permitiría algún loco guiño, torturas domésticas y ocasionales gestos
patibularios.
Control absoluto de amaneceres y ocasos entrarían, horas extras, dentro de su labor.
(Distinción de los alrededores)
Moneda, sellos y señales de tráfico se irían improvisando con ayuda de grafiteros.
En cuanto a Himno y cánticos populares me encargaría yo con mis dotes de
rapsoda.
Ahora, repartiendo este manifiesto, veo de lejos, al otro lado, a Lorena.
La echaré de menos, aunque desde esta distancia la siento con el mentón más
pequeño y un poco, solo un poquito, más fea.


Pedro González González
Madrid, España


❆ ❆ ❆



Sala de espera

13.37. Ya.
Estos tedios previos
son lo peor
pero,
en la espera
te voy a proponer un juego,
no sé si loco.

Tómalo como
un ejercicio creativo,
no como un examen
ni en ordenar o repetir lo que te diga
como un lorito
porque, si no,
no tiene sentido.

Te voy a apuntar
en este bloc
-creo que ese ejecutivo
de la IPad
me está mirando el culo-
cinco palabras
y, con ellas
compones algo. Lo primero
que te sugieran.

“¡Vigilen sus equipajes!”
Altavoces.
Pasillos. Ventanales.
Repeticiones geométricas.
“Última chiamata. Last Call. Dernier appel…”
No he oído si ese próximo vuelo
es a Oslo, Bali, Río
o a Estrasburgo, esa ciudad
de burócratas entre Alsacia y Lorena.

…y la tinta.
“Please, the toilets?”
Tendría que ir al servicio
a lavarme las manos…
¿El premio?
Cada vez que juegas
los amigos,
los poemas posibles,
los viajes, las combinaciones,
las evocaciones.

Mira:
creo que ya han abierto
nuestra puerta de embarque.

Vamos.


Gabriel Merino
Madrid, España


❆ ❆ ❆



El Botafumeiro.net

5 consejos para superar el tórrido calor de este verano:
  1. Lavar tus barbas / y no ponerlas a remojar, / porque las del vecino se han podrido / y más vale valorar cuánto vale un peine.
  2. Hacerse el loco sobre los asuntos Capitales, / pues es menester no volverse loco / en tales, para no enredarse.
  3. No limpiarse con ariel, el culo / como hacía Franco / porque sabes qué, / no vas a hacer el himno del verano / y morenito es más bonito.
  4. El lorito es muy listito, / y por eso se queda a la sombra, / para ver como los demás se desmontan. / Tú no seas tonto y haz más de lo mismo.
  5. Lorena que tampoco es tonta / y se lo monta bien / ha dejado al novio / porque dice que / es más feliz sin él. / Aun así no te conviertas en adivino / porque no podemos leer / el porvenir, pues el pasado está / mojado en lágrimas. / Nadie vendrá / que te hará bueno / sé tú mismo.
Aprende y práctica estos consejos / porque el verano también se pasa / al menos que esto se convierta en un desierto.


David Sánchez Cruzado
Madrid, España


❆ ❆ ❆



EL INDECISO

Gritó un llanto amarillo y su boca le tendió una red.
Esperó.
Olió a vinagre viejo y a palanganas vueltas al revés para evitar las lluvias.
Nadie.
En el patio una tabla de lavar y la armónica quebrada sobre la pileta.
Loco.
Alguien debió-haber- visto algo, algún silbido tieso entre las baldosas.
Pobre,
«lorito» le decían entre hipo y quejido.
Solo,
al frente de esa mesa con la sonrisa vieja y archivada.
Perdido.
«Con tanto culo suelto no se sabe», le había dicho ella.
Demoró
un gesto dejándose temblar sobre la silla.
Calculó
la partida cuando tomó las cartas y las mezcló.
Esperó
tibio, cocinando el dolor de su venganza.
Tanteó
algo solitario sobre aquella tierra.
Juró
no esperar en lugar de ellos entre tanta Lorena muerta.


Susana Lang
Tres Arroyos, Pcia. De Bs. As., Argentina


❆ ❆ ❆



Con ironía

Un poema de lorito parlanchín
en la clase recitó ayer Lorena
sin gracia encontré, incluso pena
dio, al mofarse de un ave que es afín.

Pues en muchas mujeres descubrí
su gusto al chismorreo siendo apenas
adolescentes, se tiñen y dan cremas
te vuelven loco y pasarán de ti…

Hay que lavar ese labio festivo
bromea por todo, incluso provoca
que más de uno quiere besar su boca.

Al incitar con modelitos vivos
de esos que van pegados al culo
¡y no dejan indiferente a ninguno!.


Carmen Barrios Rull
Leganés, Madrid, España


❆ ❆ ❆



Lorena

Jamás nadie había visto mujer tan hermosa.
Sus ojos, sus cabellos, el tono de su piel.
Paseaba moviendo el culo en un baile sensual
ondeando sus caderas, sabiéndose deseo;
toda ella era mar, toda ella era música,
saxo, sexo, bombo y mambo.
Lorena se llamaba.
Cuba en su corazón, México en su mente,
Colombia en sus ojos..., libertad en sus labios.
Besaba a quien quería. Todos se dejaban.
Su vecino estaba loco por sus curvas.
Ella lo sabía.
Tenía un carro americano, aparcado en la calle
cerca del malecón;
era viejo y destartalado, pero ella lo cuidaba
con mimo y calor.
A veces, cargaba un cubo de agua
y una esponja enjabonada
y bajaba a lavarlo hasta dejarlo reluciente.
Siempre tatareaba canciones
que luego su lorito repetía sin parar.
Lorena se llamaba. Saxo, sexo, bombo y mambo.


María Carvajal
Cáceres, España


❆ ❆ ❆



SONETO TRANSVERSAL

Por no lavar mi cara y la conciencia
yo fingí ser un loco atolondrado,
un lorito en su jaula encadenado
soñando y arañando su clemencia.

Si levanté la cruz por penitencia
fue por tener mi culo bien sentado,
el árbol de mi vida ya plantado,
y escrito este soneto con urgencia.

El futuro ya es hoy, no tengo miedo.
He mudado la piel, estoy morena,
y casi todo ya me importa un bledo.

Desaté el cinturón, entré en barrena.
Si me prestan un nombre me lo quedo,
me llamaban Fabián, hoy soy Lorena.


Lola Álvarez Feito
Madrid, España

midulcerutina.blogspot.com


❆ ❆ ❆



El tiempo es un clamor porque te amo,
existo si habita tu boca en mi recuerdo.
En severa genuflexión
se inclina mi vida con palabras nombrables
ante la estación núbil
de tu culo,
y en la curva de sus pétalos yo muero
sin dejar testigos que me lloren.

Quiero palpar la anatomía de tu nombre, Lorena,
bajar a tus pies
donde se abren las nubes
y que su lluvia sea la piel de mi saliva.
Pasear por el idioma de tus glorietas,
el paraje donde seré recordado.
Morder como un loco
el manifiesto espacio de tu sexo
y beberte hasta emborrachar mi voz
declinando sin rubor cada jadeo.

Respirar los pinos en el viento de tu pecho,
redondo como un mundo.
Sacar las sombras de la cueva
y que se cierren otras puertas,
que mude el trueno a tu paso,
que se calle el lorito del primero.
Callemos las voces.
Silencio,
para estar de nuevo entre los vivos.
Lavar a Lázaro
y que tu cuerpo sea el único misterio.
Mirarlo
y no entenderlo.


Keka Conesa
Sevilla
y
Suso Torriente
Madrid


❆ ❆ ❆



TENTACIÓN

El loco se lava el culo en el arroyo
mientras las mujeres tienden la colada,
el niño apresa un pez con un colador
mientras el loro se columpia en la jaula de bambú.

Un pastor protestante mira incólume la escena,
todo está en orden, todo en su sitio, piensa,
mientras acaricia furtivamente los senos de Lorena
con la mirada.

¡Todo está en orden, todo en su sitio!
dice de pronto el loro ante la sorpresa del pastor.

Los caminos del Señor son inescrutables…,
piensa el pastor protestante.

¡Amen! Dice el loro.


Carmen Hernández Montalbán
Guadix, Granada, España


❆ ❆ ❆



Lorena lávate la cara
Lorena lávate el culo
Lorena no te hagas la loca
Lorena pareces un lorito
Lorena péinate
Lorena tápate
Lorena ponte tacones
Lorena ve a la pelu
Lorena el rímel
Lorena vas hecha un asco
Lorena depílate
Lorena mete tripa
Lorena no tienes novio?
Lorena te pones fea con lo mona que eras de niña

Llámame Lorenzo, mamá.


Pon
San Isidro, Alicante, España


❆ ❆ ❆



Nada queda de la niña que fue
Antes de tener memoria.
Sus gafas de culo de botella
Tienen la culpa
Agrias y amargas mirada
Burlas
Voces
Murmullos
Gritos
Insultos…
Perdió la cuenta cuanto aprendió a contar,
Busca en el baúl : su loco Lorito verde
Su compañero de fatiga
El le señala el camino
Otro camino
Adelante princesa
¡Hagamos magia Lorena!
Vamos a lavar
El barrito de tu corazón
Vamos a pintar el cielo de colores
Bailemos princesa!


Yolanda Carreras
Madrid, España


❆ ❆ ❆



Lorena, tenias cara de cruz
la llevabas impresa
en tu bonita cara.
Con ese loco a tu lado
tu rictus cambió
de alegre a amargado.
¡despierta Lorena!.
Escucha el lorito de tu cabeza
Abandona Lorena,
lava tu cabeza
miralé el culo
¡nunca mereció la pena!.


Cristina Eme
Zaragoza, España


❆ ❆ ❆



El culo bien pegado a la silla.
La espalda bien recta.
El rosario matutino nos permitía lavar
nuestras sucias almas.
Repetíamos el salmo
como loritos bien amaestrados.
El asiento de Lorena permanecía vacío.
Su ausencia era un mudo reproche.
La monjita me atravesaba con su mirada.
Era el diablo.
Lorena era mi víctima.
Fuimos dos locos que sucumbieron
a la tentación de la carne.

            No volví a ver a Lorena.


Dudu fdez.
Villamuriel de Cerrato, España


❆ ❆ ❆



Balada de sombras

...las horas más profundas de la noche
no entienden de quimeras;
las horas y las noches, balbuceo
a quien quiera escucharme, son quimeras;
en ellas cada sombra son caminos
que a laberintos lleva,
y en el silencio cómplice componen
anárquicas escenas,
no encuentro las palabras
para cerrar el círculo, la vela,
debo lavar la boca a ese lorito
dentro de mi cabeza,
loco de amor perdido: no hace más que
dar vueltas, vueltas, vueltas…
es ese revoltijo por donde la vorágine de sueños
irrumpe en la penumbra de la senda
de otros tiempos mejores, aunque no sabría
si mi razón es cierta,
los tiempos buenos solo son momentos,
largos los malos son, como condenas,
ya solo me conforta la bebida
de un licor verde que emborracha y ciega
viendo pasar los bultos a mi lado,
oscura callejuela,
de codos yo en la esquina de la barra,
hablando sin hablar con quien se aleja
después de comprobar que no es seguro
seguir esta corriente que me lleva,
pues siempre la termino pertinaz
con igual cantinela,
repitiendo virtudes
perdidas en las eras,
dilapidando todos los tesoros
comprometidos por la edad primera,
defraudando la fe
de los placeres de la sementera,
redondo, confortable era su culo,
de mi primer amor, Nadiuska, con sus tetas
enormes, ¿su nombre era Catryna?,
no recuerdo quien soy, tal vez Lorena…
ha barrido y fregado todo el suelo
y limpiado las mesas
antes de derrumbarme, como siempre,
entre llantos y risas, por la pena
de no saber beber, por el hastío
de tanta soledad entre las telas
del lecho, de las horas, de la noche,
del peso de la vida, de la cuesta…
me ha invitado a salir el mozo ese:
que tiene que cerrar ya la taberna…


Pedro Bernal
Madrid, España


❆ ❆ ❆



La loca que calla

(Hay un lorismo lírico/ Y otro lirismo lórico:
Los dos dicen lo mismo/ Pero dicen muy poco.)
José Bergamín


Desde el color de las nubes del vaho que se parla,
Lorito repite:
«Loco, tu culo
loco te sirve,
loco te lava
palabras sin habla.
Loco, tu culo
te da la semblanza,
culo de loco,
piensas que hablas
y no dices nada».

Desde el sentir de las voces que acaso reparen
caricias al aire:
«Lorito, lorito…,
solo los locos
descartan los culos
diciendo palabras.
Aciertan si hablan
y dejan al cuerdo
sin habla, sin habla».

Desde los decires sabios que callan si intuyen —acaso—
Que no dicen nada:
(Lorena se llama la loca que
Calla. Lorito la extraña):
«Dime, Lorena, — díselo al
loro— si sientes congoja
por tantas palabras
que llenan las bocas
y cierran las hablas.
Calla, Lorena,
si loca es tu estrella.»


Vicente Javier Fernández Gómez
Añastro, Burgos, España

vicentejavier-f.blogspot.com


❆ ❆ ❆



Pongamos que el mundo
se para en el interior de un segundo,
y que las verdades
se convierten en mentiras,
y que las mentiras,
son la única opción posible.

Pongamos, Lorena,
que me vuelvo loco por tu culo,
y que mi corazón
repite tu nombre
como un lorito desconsolado,
y que yo, me dejo llevar por la desesperación.

Pongamos, que lavar la conciencia
es un vicio absurdo
de la corrupción
y que vencido por la mediocridad
me suicido entre tus tetas.

Pongamos,
que soy un sueño que a despertar empieza,
y
en el interior de un segundo
visto mi alma
con verdades inciertas
y que dejo en tu piel
caricias falsas
que te han de helar el corazón.

Pongamos,
que sin andar el camino
volví la vista atrás
y decidí inventar los recuerdos
de lo que pudo haber sido.


Manuel de los Reyes Díaz García
Gáldar, Las Palmas, España


❆ ❆ ❆



AUSENCIA

Su garganta estrangulaba una angustia,
un grito mudo.
Se agonizaba así mismo volviéndose loco.
Ahorcándole la congoja, la perdida, no podía
soportar semejante sentimiento.
Un latido constante cubría todo su cuerpo,
dejándolo sin fuerza.
Débil, se arrastraba con pies de plomo, sentía a Lorena
tan cerca.
Trazo en la nada la silueta de ella,
su ausencia se hacia eterna, cargante como el
peso de un plomo.
Miro ante ella, ante su dibujo flotando en la nada,
en su memoria, puso su mano en ese punto débil,
el corazón, era un constante galopar, tenia que lavar sus recuerdos.
Estaba seco de lagrimas.
El jarrón con sus flores, estaba trucado por la parte del culo, vio como
goteaba el agua que aun portaba y con el, su vida.
Y ese lorito que vivía con el, regalo de aniversario, no cesaba pronunciando su nombre.


Ana Belén Solbes Llinares
Benidorm, España


❆ ❆ ❆



De culo, un martes
de una primavera calurosa,
rapeo, escribo, me revelo.

El mundo anda loco,
unos pocos lavan su dinero,
mientras otros en palestras
y mentideros, repiten
que todo va bien
como obedientes loritos.

Poco importa un nombre
Lorena, Omar, Dunia o Maria
todos somos iguales.
Ojala algún día
este deseo
deje de ser
una ansiada utopía
para transformarse
en una verdad.


Ainhoa González de Alaiza
Granada, España

todoloquetienenombrexiste.blogspot.com


❆ ❆ ❆



En el hogar de. Lorena,
esa muchacha morena,
se dan cita siete hermanos
y como hay tanto trabajo,
se reparten las tareas,
esmerando los cuidados,
del mayor, al más "enano".

Al pequeño de la "tribu"
al barreño le han metido,
repiten como loritos
"al balde con este niño",
y le lavan con cuidado
desde la cara, hasta el culo,
frotándole de tal modo,
que, desollendo los lloros,
le dejan limpio y lirondo.

Finalizado el aseo,
los mayores, desde luego,
entre risas, y contentos,
terminan por darle mimos
y pasan un buen momento.

Lorena les agradece
su ternura y atención
y con una voz preciosa
les entona una canción.

Es verano, y, en el patio,
aunque la casa es modesta,
el amor de los hermanos
la convierten en gran fiesta,
y, con gran algarabía
dan rienda suelta a la risa
y están "locos" de alegría.


Hortensia Ayuso Oliva
Torremocha de Jarama, Madrid, España


❆ ❆ ❆



Lorena,
tiende su deseo al sol vespertino.
Seca sus bragas bajo un “lorenzo”
asesino.
Lava sus penas en una tabla de río...

“L”
Colecciona naufragios en su tendal
al ritmo loco
de un verano maldito.

Ella,
Lorena,
“L”
Lorito...
Culo de compañía...

cuelga sus tangas al sol matutino
de este junio sin tregua,
cuyo calor,
solo ataja a aliviar el glaciar
instalado en su corazón.

Hoy cumplió los dieciocho...

Lorena,
Seca sus lágrimas de mar,
Al son de “des-pa-ci-to”
mientras decenas de náufragos
reclaman su rescate
entre copas de champán
y
benjamines vacíos.

“L” se hizo mayor...


Javier Estévez
Villamuriel de Cerrato, Palencia, España


❆ ❆ ❆



«Lorena, mi amor…»
Me decía Lorena…
lo repetía como un lorito parlotea
le recordaba, decía, a una tal Lorena
y yo no era Lorena…
Aquella tarde hicimos el amor dos veces
y al acabar, en ambas, pronunció el nombre de Lorena
con un suspiro y una blasfemia repitió Lorena
Estaba hasta el culo de él
y sin embargo, haciendo sexo, se elevaba a la 5ª potencia
con Lorena o sin ella nadie me lo había hecho como él
qué podía importar que me llamase Lorena!
Siguió llamándome Lorena y yo le llamé Rafael llamándose Juan
y también, yo, acabando, lo llamaba Rafael soltando un taco
Y siguió como siguen las cosas que no tienen fin
no era mi amor Rafael, pero sexo, lo hacía como nadie
y sin pensar más, metí a lavar la ropa de los últimos gemelos…


Marian Orruño
Bilbao, España


❆ ❆ ❆



El LORITO DEL POETA

El lorito del poeta
repite con voz chillona
"culo locuaz y expresivo"
si es un joven quien llega.

El lorito del poeta
baja el tono del grito
si es el culo de Lorena
el que dramático cruza.

El lorito del poeta
solo pronuncia "loco"
si el amo se asoma
y añade "loco enamorado".

El lorito del poeta
más que hablar lava.
Limpia tristezas y penas
y pinta sonrisas.


Julio Alcalá
Castellón, España

Julio’s Blog


❆ ❆ ❆



Cima

EL lorito
de Lorena
ha un loco
andar
culo de cima
sus plumas
lava y cobran
el verde esmeralda
que la tierra
muestra en
su jungla
para abrir
su ventana
con vocablos
que llaman al
gato
curioso de
su voz
sus plumas
son su
foresta
estelar.


Martha del Pilar
Un Pensamiento


❆ ❆ ❆



Cuando lavaba junto a la orilla
Lorena asentaba sus rodillas sobre guijarros
desnudos, su cuerpo en genuflexión
emitía cierta sensualidad evanescente,
con su desenvoltura y naturalidad
desencadenaba sin querer, ser observada,
su curvatura lumbar se agitaba al compas del movimiento,
emitiendo gradualmente ondas en la vereda fluvial,
hasta los loritos picaban los círculos concéntricos
en que se habían convertido sus aguas mansas.
Frotaba sin descanso en desenfrenado contoneo,
su culo sinuoso y perfecto volvía locos a cuantos la divisaban,
era sin lugar a dudas la visión mas hermosa.

Lorena lavaba el culo del loco lorito.


Isabel Pérez Aranda
Benidorm / Guadix, España


❆ ❆ ❆

viernes, 16 de junio de 2017

Palabras prestadas #120

Os invitamos a conocer las nuevas palabras prestadas por Tomás Campo. Tienen hasta el martes 27 de junio, para hacer llegar vuestros poemas a la dirección: librodepalabrasprestadas@gmail.com

Antes de enviar tu poema por favor mira las bases en "¿Cómo participo?"



#120  Las Palabras son prestadas por Tomás Campo.


*Nota: Las palabras están al pie de la entrada.

Fotografía: Charles Olsen
Tomás Campo nació en Colombia, en 1994. Políglota, narrador oral, crítico literario y vidente. No se sabe con certeza si es budista o ateo. Practica yoga y meditación antes del desayuno. Se dice de él que mantuvo un tórrido romance con la lora Quica con la que convivió un año y medio.

Su infancia la pasó en una finca en Montería, Colombia, donde adquirió un gran repertorio de las expresiones vulgares del campo. Más adelante se radicó en Barranquilla donde fue criado por Irene Vásquez y perfeccionó su oralidad a base de vino, pan y leche. Sus borracheras son ampliamente conocidas en el vecindario.

A sus 23 años cuenta con una gran trayectoria en el ámbito de las letras y las artes escénicas. En el 2009 fue ganador de un concurso de oratoria donde se alzó como vencedor unánime por pronunciar con absoluta claridad el nombre del organizador, Roberto, en unas décimas improvisadas. También ocupó el primer lugar en un concurso de baile a ritmo de champeta y vallenato.

Es imagen del juego poético Palabras Prestadas donde secretamente ejerce de jurado honorífico. El poeta neozelandés, Charles Olsen, se inspiró en él para su poema Al loro (del libro Sr Citizen, 2011).

Actualmente Tomás prepara su primera novela y un seminario sobre comercio electrónico en Londres.



El viernes 30 de junio 2017 publicaremos los poemas.



El premio al mejor poema será el libro Una mosca en la sopa de Charles Simic de la editorial Vaso Roto

Sobre el libro: Charles Simic tenía siete años cuando cruzó a pie las montañas de Eslovenia junto a su madre y su hermano con la intención de alcanzar la frontera austriaca y dejar atrás la Yugoslavia comunista para llegar hasta París, donde esperaría el momento de reunirse con su padre, que había escapado a Estados Unidos. Este es tan solo uno de los episodios de estas memorias en las que también relata su infancia en un Belgrado bombardeado por unos y por otros, poblado de personajes dignos de una película de Kusturica; la llegada en barco a la tierra prometida, Nueva York; sus años de juventud bohemia cuando dudaba entre hacerse poeta o pintor, o su estancia en Francia como policía militar, sin olvidar hondas reflexiones sobre el porqué de la poesía.

«Sinceramente resulta imposible, para mí o para cualquier otro, afirmar que alguien posee un estatus especial en virtud de su condición de víctima», afirma. Pero sus peripecias son muy singulares y su mirada, excepcionalmente inteligente, sensible, socarrona y original.


Más información sobre el libro en Vaso Roto Ediciones





*(loco, lavar, culo, lorito y Lorena.)