jueves, 16 de febrero de 2012

Poemas Prestados #9

Muchas gracias a todos los que nos han enviado sus poemas con las palabras prestadas por Alejandro Moreno Pita. Te animamos a que sigas participando en la décima edición que empieza hoy jueves 16 de febrero del año 2012.

Premio al mejor poema seleccionado por la editorial Cuadernos del Vigía. Enhorabuena a Gastón de Maeztu quién recibirá el libro Pares y nones de Julio Riquelme.

Sobre Pares y nones: "Seis relatos breves sobre los contrastes de la cotidiano. De la prostituta que se enamora del que fuera asesino de sus padres en la guerra civil, a la mujer que busca ser fatal y lo consigue, al escritor que durante toda su vida busca el éxito para vengarse de aquella que le abandonó y cuando lo consigue le hacen saber que el objeto de su venganza a muerto, del marido inseguro ante la aparición sospechosa de lencería desconocida en su casa, a la muerte de un perro que desnuda la realidad de un matrimonio fracasado, finalizando con un juego de dobles parejas en donde resulta imposible adivinar de
quien es el hijo que acaba de venir al mundo."
(De la colección cuentos del vigía).


A continuación publicamos los poemas escritos a partir de las palabras prestadas: arco, peldaño, esconder, incunable y alacena.



❈ ❈ ❈



Líneas de falla

Bajo mis pies siento las vibraciones
de un tren escondido.

La tierra temblaba.

Mi madre nos arrastró
hasta la puerta de una alacena
desde donde cayeron cosas de comer.
El mundo se había vuelto frágil.
Línea de gravedad.

Llueve.
Venden paraguas a la entrada del metro.
Mojado desciendo por la escalera mecánica
atado a un solo peldaño.
Línea diagonal.

Con el alfil destruí la torre,
fábula incunable.
Así, mi tío, maestro de ajedrez,
perdió su compostura una noche triste.
Línea ancestral.

Al desembocar en la superficie
un arco colorea el azul entre sol y la sombra.

Una línea es un espectro entre dos puntos.




Gastón de Maeztu
Ávila, España


❈ ❈ ❈



Escalera de luz

Edificando peldaños
de arcos de luz
como escalera
para encontrar
un rincón de paz.

Lugar para esconderse
del rumor y la
contaminación.

Abriendo la alacena
de energía que
queda incunable
como sitio de
reflexión.




Martha del Pilar
Colombia

rodriguezmartha.blogspot.com


❈ ❈ ❈



ÁNGEL GUARDIÁN

Incunable secreto
que pronunció tu boca,
en la proximidad superflua
de tus labios marrón.

La flecha que presume
escapar de tu arco
soslaya en el misterio
de otra creación.

Será que ya cupido,
dispuesto en la alacena,
discreto,
a conseguido,
con premeditación,
que el peldaño faltante
entre tu piel de arena
y mis tímidas manos
se haga realidad,
para que así,
princesa,
la luz del faro ampare,
allá, en lo más alto,
de toda eternidad,
miradas que presumen,
protegen y alimentan,
la gracia manifiesta
en tu constitución.

Naturaleza apresta
que rompe eltamizaje
de tanto tiempo antiguo,
sin poder vislumbrar
tanta magia conjunta,
tanta hermosura astuta,
la sinfonía pura
de luces y esplendor
que tu siempre regalas,
abriendo un par de alas
que en tu rostro levitan
sin poder despegar.

Amparo de tus ojos,
milagro concebido,
donde una luz del cielo
se vino ya a esconder:
no temas, tierna vida,

que a tu lado camino,
creando un nuevo mundo
que levita en placer,
en medio de manglares
de sutil simpatía,
dondela fe se siembre
en cada atardecer.

Y cuando al fin,
princesa,
el sueño ya te embarque
comprenderás siquiera,
que ya no existirán,
tristezas encendidas,
o tardes solitarias,
pues Dios me ha prometido
ser tu ángel guardián.




Julián Rondón-Carvajal
Medellín, Colombia


❈ ❈ ❈



Tenso el arco,
escalo otro peldaño:
escondo en la alacena
mi dolor incunable.




Luis Araújo
Madrid, España


❈ ❈ ❈



Descubrimiento

Superó el peldaño
entró en la estancia
cruzando el arco
al fondo
divisó la alacena
donde su abuela
solía esconder
bajo llave
protegido
de miradas
curiosas
el diario
que ella
día tras día
alimentaba
serenamente
con el ric rac
de su pluma

.............

Abrió la celosía
los libros
alineados en baldas
como un ejercito
el sintiéndose
al mando del batallón
comenzó a pasar revista
de uno en uno
lentamente
con respeto

De repente
un ejemplar cuya tipografía
delataba
que tenía ante sus ojos
un documento histórico
hasta ese momento
su objetivo
era encontrar el texto
que en su infancia
le fue prohibido
y ahora
con temblor y sorpresa
observó que sostenía
entre sus manos
un incunable




Carmen Lafuente Alvarez
Madrid, España


❈ ❈ ❈



NADA

Nada hacia el peldaño para esconder el hambre entre sus manos
Sólo lo hace, sólo tiembla la incunable fantasía …allí, el arco del guerrero escupe la estaca impune,
sólo folletines pegados en pedazos, anudados por cualquier fantasía sobre el frente de la alacena,
para esconder la falta, para ocultar el vacío, aprieta su hueco y consume su costado.




Susana Lang
De La Garma, Pcia Bs. As., Argentina


❈ ❈ ❈



Le encontré escondido
en la alacena, la sombra
en el arco de su risa,
mis torpes pies delatando
la silenciosa invasión del cuerpo
tras el peldaño último,
a su universo.

El aire siempre
cargado de besos,
como quien ofrece
un incunable
a las manos de un necio.

Le encontré escondido,
en el verano de la memoria.




Eva R. Picazo
Madrid, España

evarpicazo.wordpress.com


❈ ❈ ❈





La casa está vacía
quedos son mis pasos
viejos los peldaños
tu alma y la mía
En la alacena humilde
entre loza azucena
incunables códices esconden
polvo y poesía
Un arco de luz dibuja
sendas mentiras
en la ajada pared amarilla
tu sombra y la mía




Xisca Minart
Palma de Mallorca


❈ ❈ ❈



Tras la ventana soñé
que tenía un tesoro
guardado como un incunable
escondido,
en la alacena del cielo
detrás del arco iris.

Al anochecer,
cuando se escapa la tarde
escalaré por las nubes
y desde el último peldaño
te enseñaré mi tesoro
y así,
soñaremos juntos.




Maribel Moratilla
Zaragoza, España


❈ ❈ ❈



Cangrejo-Yeti…
Construyendo peldaños de arena
Sin pinta de ser de paguroidea familia
Cuenta con su propia alacena

Mezclada toda por dentro
como en una coctelera
escondidos andan
dando vueltas

Batidos a buen ritmo

Arco…
puntas de flecha…
balas cuneiformes….
Viejos tratados…
Pólvora salpicada en el tintero…
la cantimplora de Asterix…
un incunable… zumo de Gumibaya
trampolines de nenúfares
Galletas del Príncipe de Bekelar

Utensilio nuevo de barro

Descubierto por los del National Geographic
Hábitat natural helado

Hace arqueología
en un castillo de arena
después de subir la marea
Lugar en el que esconderse
cuando se gasta munición a lo tonto

Duna de arena en la que escavar
Llevando este blanco lastre

Descubierto por los del National Geographic
Hábitat natural helado

Cangrejo-Yeti…




Emeterio Romo Fernandez
Madrid, España


❈ ❈ ❈



El nombre de la palabra

Cuando el sol convive
con la lluvia y el ozono
tu magia pinta en el límite lo soñado.

El mármol del peldaño
esconde el gesto
que cincela tu presencia.

Dibujas el contraluz
del salto del acróbata
mientras la flecha
se fuga de tu entraña.

En la oscuridad del muro derruído
la madera recuerda
el tiempo en que enmarcabas la alacena.

Susurran tu nombre el incunable
y los versos que no escribe el caminante,
un nombre que está en tí
y que el arco te ha cedido eternamente.




Gabriel Alejo Jacovkis Polak
Barcelona, España

paramiuncortado.wordpress.com


❈ ❈ ❈



Cruzando el arco,
subiendo el peldaño
accedí a la alacena
dónde él escondió
el bello incunable
que me regaló.




Marta Luz Arango Dávila
Arganza, León, España


❈ ❈ ❈



1 comentario:

  1. Gastón de Maeztu el poema es bello hasta decir basta.

    Gracias

    ResponderEliminar