jueves, 24 de mayo de 2012

Poemas Prestados #16

Muchas gracias a todos los que nos han enviado sus poemas con las palabras prestadas por Julián Nuñez de la Fruitería Palomar. Te animamos a que sigas participando en la decimoseptima edición que empieza hoy jueves 24 de mayo del año 2012.

Premio al mejor poema seleccionado por la editorial Cuadernos del Vigía. Enhorabuena a Constance de Nelson quién recibirá un libro de la editorial.

Editorial Cuadernos del Vigía participa en la Feria del Libro de Madrid en el parque del Buen Retiro en la caseta 254. Pasaos a saludarles!







A continuación publicamos los poemas escritos a partir de las palabras prestadas: pequeño, saltamontes, rufián, atrevido y farsante.



❈ ❈ ❈



Descansa el sol en tu refugio
aguerrido saltamontes.
No te inquietes
pequeño animalito,
de montañas y amaneceres,
de atrevidos caminares.
Brinca tus patas vigorosas,
golpetea tus alas sin miedo,
que es al otro lado del viento
donde la inmensidad de la noche,
enmascara a los rufianes
de tormentas inundadas,
de maldades escondidas,
desdibujando farsantes
en la tramoya del tiempo
de este teatro,
el teatro de los sueños.



Maribel Moratilla
Zaragoza, España


❈ ❈ ❈



Cuenta atrás

Cinco. Importante:
el que dice ser elfo o atlante
es un farsante.

Cuatro. En el parto de los montes
frente a tus Janos bifrontes
llevo saltamontes

Tres. Me hace arrugar el ceño.
En este mundo pequeño
estás como un leño

Dos. ¿Dices que te has atrevido?.
Sé que me has mentido:
me olvido.

Uno. ¡Ah, que vas de supermán!,
¡eres un gañán,
rufián!

Cero


Gabriel Merino
Madrid, España


❈ ❈ ❈



Romance del alma en pena

Tenía esa noche el bosque
olor profundo y ansioso,
a musgo, tierra mojada,
abrótano y cardamomo.

Sonreía alta en el cielo,
como dios todopoderoso,
una luna traicionera
madre de búhos y lobos.

Cabriolas de saltamontes,
acechos de los raposos,
ajetreadas garduñas
y un insomne petirrojo.

Se sentía vida, muerte
y cierto aire misterioso.
Nunca nace el sol sin sangre
en el apacible soto.

Tenía esa noche el bosque
olor profundo y ansioso,
lo habitaban hechiceras
o seres más peligrosos.

Deambulaba una chiquilla
de rasgos finos y hermosos,
solitaria y extraviada,
cautiva de un miedo sordo.

Aunque no quiso ser liebre
ni presa de astuto zorro,
parecía condenada
a entregarse allí muy pronto.

Corrió por su vera raudo,
atrevido en cierto modo,
un rufián de los que roban
corazón, pureza y oro.

Tenía esa noche el bosque
olor profundo y ansioso,
cayeron en la floresta
las lágrimas de sus ojos

Inocencia mancillada,
candidez pintada en rojo
y un recuerdo para siempre
del farsante más meloso.

La pequeña desde entonces
no gozó de buen reposo
pues dicen que como ninfa
vaga en busca de otro mozo.

Si alguna vez la encontrasen
sumida en penar muy hondo
sepan que pasión tan grande
vuelve al cuerdo triste y loco.


Roberto Samper
Zaragoza, España

Colaborador habitual del Magacín Cultural La Mirada Sucia


❈ ❈ ❈



La tarde

Esta tarde farsante
lo llena todo de pequeñas preocupaciones.
No como el saltamontes atrevido
que se empeña en hacerse notar,
sino como un tímido rufián
a la espera, navaja escondida.

Así pasan las horas
y parece que no ocurre nada.


Constance de Nelson
Nápoles, Italia


❈ ❈ ❈



En mi Huerto

Un pequeño
saltamontes
rufián y atrevido
se comió las hojas
de mi huerto.

Que el farsante
trato de cubrirlas
contando con sus
amigos.

Pero al tocar
las hojas
salieron volando
haciendo un mosaico
me di cuenta de su
travesura.

Porque desde el
Cielo, en un arco iris
me escribieron
gracias que
-Buena estaba la ensalada-.


Martha del Pilar
Colombia

rodriguezmartha.blogspot.com


❈ ❈ ❈



Imprevistos

En el tren aquel rufián de corbata amarilla
se lanzó sobre mi como un saltamontes farsante.
Con gesto más que atrevido me besó.
No fue una pequeña contracción en los labios,
fue como un zapatazo en la boca.

Pobre de mí, nunca supe andar con esa clase de gente.


Salomé
Madrid, España


❈ ❈ ❈



Nuestra prima va disparada, tiene peligro,
baila a ritmo de milongas retozonas
con farsantes y rufianes atrevidos
que le meten mano en el parqué.
Se pierde él por otros mercados,
dice que prima suya no es,
que en sus pequeños bolsillos no caben
ni bonos, ni primas, ni deudas
que mala vida le den.
Los viernes, en la Boquería
por buen vinito y saltamontes fritos
el Figura te canta por bulerías
y si le pides dinero,
se sale por peteneras.


Xisca Minart
Palma de Mallorca, España


❈ ❈ ❈



Desprotección

La piel quitó el grito de la mañana,
farsante en esta historia de conjuros
y pequeño en la boca de los que tienen hambre.

La piel quitó el grito de la mañana,
rufián de calaveras exaltadas
y atrevido en la espalda de los que pasan frío.

Entre las calles sonó la orquesta.
Saltamontes a la vera de los supermercados
y reptiles de los suelos ajenos, sucios, descalzos.
Abrazados a la tierra, escondidos en ella.


Susana Lang
De la Garma, PCIA. de Buenos Aires, Argentina


❈ ❈ ❈



Mimetismo

Camuflado el farsante,
pequeño saltamontes,
¡El atrevido, el muy rufián!
se comió las flores
de mi jardín luminoso.


Marta Luz Arango Dávila
Arganza, León, España


❈ ❈ ❈



Se sentía como un saltamontes,
impulsado por algún oculto resorte,
siempre condenado a no detenerse
por mucho tiempo.
Más en su pequeño mundo,
hervidero de rufianes y farsantes,
tampoco se hubiera atrevido...


Neus Bagur
Palma de Mallorca, España


❈ ❈ ❈


No hay comentarios:

Publicar un comentario